#Fotonline_destaca
Jordi Flores - @miralflores



Jordi Flores es un fotógrafo de calle que realiza la mayoría de sus fotos en el área metropolitana de Barcelona, de donde es nativo. Personalmente considera que los fotógrafos de calle actuales a diferencia de los clásicos tienen una gran deuda pendiente con la sociedad que fotografían. Reivindica recuperar el componente social de la fotografía de calle y la necesidad de dar valor a los contenidos. Le gusta cuidar la composición y la edición porque una foto bonita y cuidada activa las emociones positivas y para ello no duda en explorar todas las posibilidades a la hora de realizar una foto.
-
Como empezaste con la fotografía? Cuéntanos tus inicios en Instagram.
-
Por magnetismo, por pura atracción, de esa manera en que muchos amigos que llevan años flirteando torpemente acaban teniendo un apasionado romance, con tímidos acercamientos, hasta que sientes que después del primer beso aquello no hay quien lo pare. Porque para hacer fotografía hay que vivirla, también pensarla, pero sobre todo sentir que hay algo visceral que te hace vivirlo con pasión. En Instagram aparezco no hace mucho casi sin quererlo, empujado por las tendencias supongo y por mi pareja Anna Tratiug que me influenció para que lo hiciera.


¿Qué dispositivo utilizas en tus fotos, móvil o cámara de fotos? Y para editarlas, ¿qué aplicaciones y filtros utilizas?
-
La mayoría de mis fotos están realizadas con una fuji xt1 aunque actualmente ya utilizo la xt2 y edito parámetros básicos en LR o CR y puntualmente para herramientas de transformación PS que me permite sesgar o corregir alguna perspectiva pero poco más.

Háblanos de tu fotografía y como consigues esas fotos siempre en el momento justo.
-
Se ha escrito mucho en torno al famoso concepto del momento fotográfico teniendo como punto de partida el discurso de Henry Cartier-Bresson. Para Bresson, el momento decisivo consiste en captar en un segundo todo el argumento de una escena de una manera más o menos pensada, intuida y trabajada. El concepto se ha visto distorsionado y simplificado con el paso de los años y ha acabado erróneamente encorsetado. Tal y como decía la propia directora de la fundación Cartier-Bresson, Agnes Siré "es un tipo de patrón, como si solo existiera un único momento justo, aquel en que todo encaja a la perfección de forma geométrica". Mi percepción es acorde con el concepto clásico de Bresson y reivindico tres tipos de "momento fotográfico", uno aquel en el que de forma más o menos intuitiva captamos una acción espontánea en la que confluyen muchos factores y que la acercan a ese concepto más actual de disparo oportuno e irrepetible en el que tanto la pericia como el azar juegan un factor importante. Un segundo concepto que tiene más que ver con el trabajo de una escena hasta conseguir ese momento o esa foto que queremos conseguir y un tercer concepto en el que el fotógrafo participa y se implica por medio de la provocación, suscitando una respuesta en el sujeto fotografiado por medio de la insinuación. De forma simple diría que se puede decir que la foto captura un momento importante cuando transmite una información sustancial generalmente buscada por el fotógrafo ya sea por contenido o por forma o por ambos a la vez.


Cuéntanos tu experiencia y tu proyectos con la fotografía.
-
Me inicio torpemente en 2013 y a partir de 2014 empiezo a sentir esa atracción por fotografiar la vida en la calle, así que llevo tres o cuatro años dedicados. Desde siempre he sentido la necesidad por conectar la foto de calle con la foto social o de ser capaz de reivindicar o de informar y dotar de un mínimo de contenido lo que hago.
Como concepto es fácil hacer foto de calle y es fácil hacer foto documental, pero combinar ambas es de lo más complejo.
Hace unos meses articulé el proyecto "Territorio urbano" bajo la premisa de dar cabida a ambos conceptos de fotografía, absolutamente compatibles con la idea de ir vertebrando en él todos aquellos temas o líneas argumentales que hablen realmente de la realidad que nos rodea y que sean capaces de ir un poco más allá de la foto espontánea de la calle que también está muy bien.
La primera parada han sido las exposiciones realizadas en el primer certamen nacional de fotografía Fotomatón de Orihuela y más recientemente la exposición en la sala d'Art Can Moritz en Cornellá de Llobregat en torno a una línea argumental de 5 temas y 48 fotos: Las aficiones, la gente que se gana la vida en la calle, la vida frenética e impersonal de la gran ciudad, los sin techo y finalmente nuestro modo de vida más mediterráneo como reivindicación de nuestra cultura, nuestras raíces y el valor humano de nuestras relaciones sociales como esperanza para un modelo social que a menudo deja a las personas en segundo plano. Dentro de la idea genérica del proyecto quiero seguir encajando pequeños trabajos que amplíen su contenido y un ámbito que me gustaría explorar es el de la vida cotidiana en las casas, el gran defenestrado por la fotografía de calle.

Danos unos buenos consejos para aprender de tu fotografía.
-
Mi gran consejo sería no encorsetarse, experimentar al limite antes de decidir como quieres fotografiar, conocer tú equipo y su respuesta en cualquier tipo de situaciones y aprovechar sus posibilidades. Saber que ante una escena puedes usar de forma más o menos efectiva múltiples recursos, desde la focal, hasta la profundidad de campo, la velocidad, los planos, las perspectivas, los encuadres, la proximidad y utilizar los recursos estilísticos que te apetezca, contraluces, reflejos, destellos, etc. Explorar y probar hasta conseguir que la cámara capte lo que tú quieres como tú quieres. Solo a partir del ensayo error y una gran dedicación se llega a conseguir algún resultado y aceptar que conseguir una buena foto puede ser producto del azar pero conseguir muchas buenas fotos solo es producto del trabajo.
Es importante también tener buenas influencias de fotógrafos tanto clásicos como contemporáneos con los que te identifiques y en lo práctico dos cosas fundamentales para mí: usar cámaras con pantalla abatible y objetivos con zoom de recorrido corto contrariamente a lo que muchos fotógrafos de calle hacen porque la versatilidad y la rapidez que tienes en situaciones complicadas o en las que no tienes mucho tiempo para reaccionar se multiplican.



Comentarios